Sucre

Llegamos a la capital de Bolivia (El Padre Domiciano nunca habló sobre Sucre en sus clases de geografía que yo recuerde) a las 5 de la mañana pero los del autobús fueron conscientes de que era muy pronto y nos dejaron quedar en el bus hasta las 7 de la mañana durmiendo. Cuando amaneció salimos del bus y nos dirigimos al centro cuando de repente Manu se enganchó su bonita cazadora con una caja de de metal que había por la calle… Menos mal que Isa pilló hilo y aguja y le hizo un remiendo.

Paramos en un restaurante, el Gran Hotel, cerca del centro para desayunar. ¡El mejor desayuno desde que llegamos a Sudamérica! Huevos fritos, tostadas, mermelada, mantequilla, café, zumo… exquisito. Mientras desayunábamos nos enteramos que el Rey había abdicado, nos quedamos boquiabiertos.

Fuimos al punto de información y de ahí al Mirador de los Campesinos en Recoletos, paseamos por la Plaza de Armas, vimos el Teatro Mariscal. En definitiva, disfrutamos del centro de la ciudad, bonito por su arquitectura colonial.

Comimos Sopa de Maní en el mercado. La sopa está hecha con cacahuete. Y de segundo mondongo con Mote (no nos gustó tanto).

A las 3 de la tarde nos fuimos a la estación de bus y a las 5.30 salimos a Sta. Cruz, sólo fueron 16 horas de bus ¡Eternas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s