Rio de Janeiro

Nos despedimos de Salvador y volamos a Rio de Janeiro. Allí nos hospedamos en Ipanema con Cecilia, una chica que encontramos por Airbnb. La casa estaba muy bien y ubicada a 5 minutos de la playa de Ipanema . Llegamos tarde pero nos dio tiempo a tomar unas cervezas con ella y su novio.

Por la mañana nos levantamos tarde…a eso de las 11h y entre que nos duchamos y tal nos dio la hora del Alemania-Portugal. Lo vimos en un bar cerca de casa y después nos fuimos a la playa. Una pasada la playa de Ipanema. Nos tiramos en la arena, nos bañamos, paseamos y vimos jugar al futvoley a Canavaro, Vieri, Vieira, Willord y Poyet entre otros.Cenamos por ahí y volvimos a casa. Estabamos cansados de hacer nada XD.

Cristo del Corcovado, Maravilla del Mundo
Cristo del Corcovado, Maravilla del Mundo

 

El día 17 lo dedicamos exclusivamente para ver al Cristo de Corcovado. Primero tuvimos que coger el metro y de ahí autobús.  Y llegamos a la primera cola de unos 30 minutos para comprar el ticket de la furgo que te sube arriba. Seguida de una cola de 30-45 minutos para subir a la furgoneta. El trayecto en furgoneta fue de unos 15 minutos y llegamos a otra cola, esta vez para comprar el ticket de entrada al Cristo, unos 15 minutos de espera y de ahi a la madre de todas las colas dos horas para subir a otra furgo que te lleva al Cristo, total que lo decidimos hacer andando y tardamos 25 minutos en llegar arriba.

Dos Maravillas del Mundo
Dos Maravillas del Mundo

Personalmente, el Cristo esta chulo, es una pasada gracias a donde está pero no lo vemos para ser una de las 7 Maravillas del Mundo. Las vistas estan muy bien pero hay demasiada gente y con el Mundial más.  El día que nosotros fuimos estaba lleno de argentinos cantando y para hacer fotos teníamos que hacer malavarismos. Cuando bajamos no tardamos mucho en subir a l otra furgo, así que pronto llegamos a Copacabana y vimos terminar el Brasil-Méjico. De ahi un paseo por Copacabana,  una foto borrosa con Rio Ferdinan y a casa a ducharnos.

Manu en el Cristo del Corcovado
Manu en el Cristo del Corcovado

Fuimos a cenar a un restaurante que vimos que tenía buenos precios y para terminar el día con broche de oro quedamos  con Carlitos Hierro a tomar unas caipirinhas. ¡Llevábamos 5 años sin vernos! Desde que nos despedimos en Milan no habíamos coincidido.  Pusimos nuestras vidas al día,  bebimos caipirinhas en la playa, nos echamos unas risas y recordamos buenos momentos. No nos fuimos muy tarde a dormir (3 de la mañana) porque al dia siguiente jugaba España que aqui, el partido, era a la 1pm.

Manu, Carlitos e Isa
Manu, Carlitos e Isa

Pd: Estos son los efectos del Mundial

Efectos del Mundial
Efectos del Mundial
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s