¡De Puerto Madryn a Ushuaia a dedo!

¿Cuántos días tardamos en llegar al Fin del Mundo?

Salimos a eso de las 11 am (bastante tarde) de casa. De primeras nos levantó un hombre en una camioneta que nos llevó hasta Trelew. Compartimos una charla muy interesante, el hombre había estado viajando hace más de 40 años por España y Francia en modo mochilero. Buenas anécdotas nos contó.

En Trelew a los dos minutos nos levantó un camionero. Curiosamente era el más pesado de la ruta, y lo decimos literalmente, 47.000kgs, iba pasado de carga, lo que hizo que avanzásemos muy lento. Para colmo rompimos una llanta y nos tocó bajar a cambiar una rueda. Además “el peque”, como se hacia llamar el camionero, iba mirando constantemente el móvil por lo cual no pisaba el acelerador en ningún momento.

La idea inicial era llegar a Río Gallegos la primera noche, como a mitad de camino. Pero fue imposible. Paramos varias veces por la ruta a merendar, una parada fue muy buena. Llegamos a un lugar llamado Pampa Salamanca, donde comimos unos pastelitos de dulce de membrillo riquísimos. Durante todo el camino fuimos tomando mate, algo básico entre los argentinos.

Manu haciendo mate
Manu haciendo mate

Llegamos a Caleta Olivia (ni lo situábamos en el mapa) a eso de las 23:00 y el peque nos dejó en la Petrobras. Al ser de noche no íbamos a hacer dedo y no teníamos tienda de campaña (ahora ya tenemos una). Hablamos con el sereno y nos tiramos en el suelo dentro de la gasolinera. Lo malo fue que el policía que trabajó esa noche no callaba… Isa casi ni pegó ojo, Manu a eso de las 2am se dió la vuelta y se durmió.

Durmiendo en la Petrobras
Durmiendo en la Petrobras

Cuando salió el primer rayo de luz agarramos nuestras mochilas y nos fuimos a la ruta. Desayunamos un café calentito con tortas fritas y a los 15 minutos para un coche. Era un tipo que trabajaba en el ayuntamiento de un pueblo que estaba como a unos 150kms. Una conversación sobre su vida y le introducimos en CouchSurfing.

Nos dejó en Fitz Roy (No confundir con la montaña que está en El Chalten) y el segundo coche que pasó nos levantó. Era un hombre que trabajaba en YPF y se iba a casa por una semana (trabaja 15 días descansaba 7). Iba a Río Gallegos así que nos venía perfecto, además fue rapidísimo, algo de tiempo recuperamos.

En Río Gallegos nos tocó esperar como 2-3 horas bajo el viento hasta que paró David, un chico que trabajaba en Río Grande, una ciudad en Tierra del Fuego a 200kms de Ushuaia. La verdad que el viaje fue muy entretenido, cuando pasamos el Estrecho de Magallanes en la barcaza nos preguntó si teníamos lugar donde dormir ya que íbamos a llegar tarde. No teníamos nada y nos ofreció su casa para quedarnos. Al final estuvimos al día siguiente con él descansando.

David tenía perfil de Couch pero llevaba 2 años sin recibir a gente, a ver si con esta experiencia se vuelve a animar. Los días que estuvimos en Río Grande no hicimos mucho, comimos buena carne, mates, facturas… en definitiva muy relajado.

Con David
Con David

El último día nos llevó a la ruta y pusimos rumbo a Ushuaia. Un hombre a los 10 minutos nos llevó hasta Tolhuin y allí el primer coche que pasó nos llevó a Ushuaia. Este último era guía turístico así que nos explicó un montó de cosas, paramos a hacer fotos y cuando llegamos a la ciudad nos dió una pequeña vuelta para situar todos los puntos de interés.

¡Estábamos en Ushuaia! ¡Habíamos llegado al Fin del Mundo!

¡Ushuaia!
¡Ushuaia!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s