Japon III: Hiroshima & Miyajima

Llegamos a Hiroshima con el tren bala, iba tan rápido que se taponan los oidos e incluso notas como la presión en la cabeza!! Estaba lloviendo mucho, un recibimiento gris para una ciudad con una historia tan triste la verdad, pero después de la tempestad siempre viene la calma y con ella llegó el sol. Ese día nos lo tomamos de descanso y vimos un campeonato de Sumo en la tele, Manu se lo pasó en grande, y aprovechamos para actualizar un poco el blog.

MIYAJIMA

A la mañana siguiente nos fuimos a pasar el día a Miyajima. Está muy cerca así que se puede hacer una excursión de un día. Tomamos el tren y un ferry que nos llevó a la isla. Fuimos pronto para poder llegar con la marea alta y ver la Gran puerta O-torii y el Santuario Itsukushima “en el agua”, sin duda merece la pena, con la marea baja , a nuestro parecer, pierde un poco el encanto.

O-Torii
O-Torii

Una vez allí tienes varios recorridos, de 3,4 y 6 horas. Nosotros nos dedicamos a pasear tranquilamente y ver lo que nos diera tiempo. Caminamos por el muelle hasta Senjakoku, una biblioteca de los sutras budistas, y la Pagoda de cinco pisos. De ahí al Santuario de Itsukushima, construido en el mar.

El Santuario se conoce por su construccion única del estilo Shinden. Construido en 593 y remodelado en 1168. Cuenta con varias capillas, dos cuartos de música, un teatro y una capilla principal, en la que pudimos ver como se celebraba una boda, con mas turistas que invitados.

Boda en el Santuario Itsukushima
Boda en el Santuario Itsukushima

Paseamos por la costa y subimos por el callejon Takikeji, antigua zona de residencia de monjes y mensajeros imperiales, hasta el Templo Daishoin, que nos gustó mucho. La verdad es que la isla en general nos gustó mucho, muchos turistas pero muy tranquila y agradable.

Templo Daishoin
Templo Daishoin

Antes de volver a Hiroshima nos comimos unos spaguettis que nos habíamos preparado el dia anterior, pero al ciervo que estaba cerca también parecieron gustarle y tuvimos que huir un par de veces para no ser atacados.

En el camino de vuelta al ferry vimos como un chico casi pierde su Japan Rail Pass cuando un ciervo se lo arrebato del bolsillo trasero mientras hacia una foto y casi se lo come, el chico fue mas fuerte y por suerte no se rompió, hubiera sido una pérdida dolorosa.

Volvimos a Hiroshima y sólo teníamos fuerzas para cenar y dormir.

HIROSHIMA

Nos levantamos prontito. Era nuestro último día del Japan Rail Pass y teniamos que ver Hiroshima e ir a Osaka. Con el JPR estaba incluido el bus turistico de la ciudad. Uno que para en los lugares más destacados, pero nada de explicaciones. Tomamos ese bus y nos fuimos a la zona Zero.

Allí observamos el Domo de la bomba atomica, el único edificio que sigue aun en pie y el lugar donde el  6 de agosto de 1945 a las 8:15 el avión Enola Gay tiró la primera bomba atómica de la historia de la humanidad sobre la poblacion civil. La bomba explotó a escasos metros en el aire, de ahí que no se destruyera por completo. Al parecer cuanto mas cerca del epicentro mejor para sobrevivir.

Domo de la bomba atomica
Domo de la bomba atomica

Allí había unos niños muy graciosos que estaban practicando inglés y de paso geografia. Se acercaban a todos los turistas con aspecto occidental y te decia:

  • Hello, I am from Osaka. Where are you from?
  • Spain
  • Can you point?

Y sacaban un mapa en el que España estaba a la izquierda del todo, dato curioso (el mapa habia sido fabricado en asia). Después se sacaban una foto contigo. Así tres o cuatro grupitos y cuando veíamos uno tímido nos acercabamos directamente, debían de tener 10 ó 12 años.

De ahí nos acercamos al Museo Memorial de la Paz, por el camino pasamos por el Monumento a las Victimas y el Monumento por la Paz de los niños.

Monumento a las victimas
Monumento a las victimas

El museo esta banstante bien y merece la pena verlo, te deja los pelos un poco de punta. Hay bastantes cosas heavies como uñas, pieles quemadas, dentaduras afectadas…

Se trata de un museo sobre los efectos de la bomba atomica y testimonos de afectados y familiares para aprender sobre ellas y en el que al final puedes firmar una petición contra las armas nucleares que, por supuesto, firmamos.

Unicamente en un panel te explica de manera totalmente neutral la guerra y como USA llegó a la decision de tirar no una sino dos bombas atomicas.

Con la piel de gallina por todo lo que habíamos visto, volvimos a la estación y tomamos el tren que nos llevaría a Osaka, última parada en Japón!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s