Rumbo a Punta Arenas

Como dijimos en el post anterior llovía por la mañana así que hasta las 10 am no salimos de casa. David nos llevó hasta la ruta y ahí empezamos a hacer dedo. Sin duda ha sido uno de los días más duros haciendo dedo. Hacía muchísimo viento, al parecer según el tiempo, llegamos a rachas de más de 100km/hora. Como a la hora de espera, apareció un autobus que nos llevó a nosotros y a un belga hasta la frontera. Era un bus que iba en busca de trabajadores de la petrolera que está cerca de la frontera. Con él tomamos unos mates que nos vinieron de perlas para entrar en calor.

Cuando llegamos a la frontera, sellamos el pasaporte y nos pusimos a la cola. Delante de nosotros había una pareja de Barcelona. Ahí estuvimos más de 3 horas soportando el viento. Primero un camión se llevó a la pareja y al rato nos levantó un camionero. Con él fuimos hasta la barcaza en el Estrecho de Magallanes. Un trayecto relativamente corto, pero al juntar ripio y camión nos llevó a tardar mas de 4 horas llegar a la barcaza. Ya era de noche y veíamos difícil llegar a Punta Arenas.

Haciendo dedo en la frontera
Haciendo dedo en la frontera

Cuando llegamos al estrecho había un kilometro de fila de camiones, así que andamos hasta el principio de la fila donde estaban los camiones chilenos quienes tienen preferencia y los coches. Allí nos levantaron 3 chicos que trabajaban en la isla y iban a Punta Arenas. Eran como las 23.30 cuando cruzamos el estrecho de Magallanes. Al final llegamos a la 1.30 de la noche a nuestro destino. Fuimos a casa de nuestro couch pero no nos abrió por lo que bajo la lluvia nos tocó buscar alojamiento. En la Petrobras nos indicaron un hostel, pero nadie nos abrió… En el camino vimos un par de moteles y al final nos quedamos en uno de ellos. Fue curioso, ya que los precios son por horas y cuando le dijimos que queríamos toda la noche puso una cara de impresión. No fue muy caro pero toda la noche tuvimos que dormir con música.

Al día siguiente contactamos con nuestro couch y fuimos a su casa. Dejamos las mochilas y nos acercamos a la zona franca de Punta Arenas en busca de una tienda de campaña ya que nos iba a venir muy bien para lo que nos quedaba de la patagonia. Ademas íbamos a las Torres del Paine donde las necesitábamos si o si. Por la tarde hacía mucho frío así que nos quedamos en casa. Además a Manu le empezó a doler la cabeza por lo que se quedó en la cama mientras Isa cenaba con Sebas (nuestro couch) y otros dos surfers de Rumania.

Nos despertamos medio tarde porque ibamos a ir a Puerto Natales en bus. Aprovechamos y visitamos el centro y cuando fuimos a por los tickets de bus no había hasta las 6pm así que nos tocó ir a comer a un bar porque no había ni un super abierto (era Semana Santa). Subimos al bus y a las 9 de la noche llegamos a Puerto Natales, nos quedamos con una familia de Couch y mucha gente mas. Ya tenían la cena lista, comimos y nos fuimos a dormir. Al día siguiente a las 7.30 am nos íbamos a las Torres del Paine.

Anuncios