MYANMAR, Parte II

BAGAN

Llegamos a Bagan y todavía era de noche. Antes de bajar del bus ya había como 50 taxistas conglomerados en la puerta del autobús esperando a que bajáramos, la estación está a las afueras por lo que esa era la única forma de ir al centro. Al bajar dos de ellos incluso se pegaron por la disputa de llevarse a varios turistas.

Nos juntamos a un grupito y tomamos un taxi. Paramos a pagar la entrada a Bagan y buscamos alojamiento. El taxista nos llevó a varios hostales ya que la idea principal era quedarnos todos en el mismo pero las preferencias de cada uno eran diferentes por lo que nos dividimos en dos.

Después de unas horas de descanso, nos levantamos y alquilamos un moto eléctrica para ir a visitar los templos. Hay miles y te puedes estar días y días. La verdad es que nos gustó mucho, sobretodo el amanecer y el atardecer. Os dejamos unas fotos que hablan por si solas.

img_9320img_9339img_9353img_9387

img_9609img_9619

img_9404
Niños jugando al futbol en Bagan

Dejamos Bagan y nos fuimos a la antigua capital de Myanmar, Mandalay. La capital en si no tiene mucho que ver excepto el Palacio, todo lo interesante está a las afueras. Como aún teníamos unos días para estar en el país decidimos ir a un pueblo cercano llamado Hsipaw, habíamos leído sobre él y nos apetecía ir así que decidimos acercarnos y dejar Mandalay para más tarde.

HSIPAW

Hsipaw es un pueblo muy tranquilo, perfecto para hacer trekkings y tener unos días de relax a escasos 200Km al nordeste de Mandalay. Además no hay casi turistas por lo que te sientes sumergido en la cultura Birmana. A nosotros nos encantó. Llegamos en bus y ya era de noche así que salimos a cenar y a dormir.

Durante los dos días que estuvimos en Hsipaw visitamos “Little Bagan”, el nombre lo dice todo, es Little Little, sumergido entre muchos árboles, es como adentrase un poco en la selva. Pequeño pero tiene su encanto. Paseamos por el pueblo con calma, vimos algún templo, a niños jugando por la calle, subimos a ver el atardecer a la Sunset mountain, hicimos algún trekking por los alrededores y visitamos el Palacio Shan, en el que nos recibió la Señora Fern, esposa del Señor Donald (Sao Oo Kya), sobrino del principe de Hsipaw y nos contó la historia de la casa y de los Shan.

img_9701
Little Bagan
img_9780
Vistas desde la Sunset Hill
img_9653
Palacio Shan con la Sra. Fern
img_9812
Trekking por los alrededores

Como dato curioso os contaremos que debido a las lluvias que había habido en los últimos días el puente principal se había derrumbado y lo habían arreglado temporalmente. Parecía seguro hasta que vimos el “arreglo temporal”. Os dejamos una foto.

img_9838
Puente de Hsipaw con el arreglo temporal tras la riada

Salimos de Hsipaw hacia Mandalay. Tomamos un tren de Hsipaw a Pyin U Lwin ya que durante el trayecto se pasaba por el acueducto de Goteik. Antes de salir conocimos a un grupo de españoles que también iban en el tren pero en clase alta así que no nos sentamos con ellos. Durante el viaje fuimos una atracción para uno de los pasajeros que teníamos sentados al lado ya que no paró de querer hacerse fotos con nosotros y de enseñarnos postales de templos y hablarnos a pesar de que no entendiéramos nada…podríamos decir que estaba entre borracho y colocado por las hojas de paan que mascan constantemente.

Al llegar a Pyin U Lwin tenÍamos que tomar un tuk tuk hasta Mandalay, nos juntamos a los españoles y queríamos ir todos en uno, el único problema fue que el conductor iba tan fino como nuestro compañero de viaje así que nos negamos a montarnos. Unos cuantos se fueron en un coche y nosotros con cuatro de los españoles en el tuk tuk medio tumbados ya que iba llenito de cosas. Fue un viaje interesante, aprovechamos para compartir experiencias y lo pasamos bien. Además nos dejó en la puerta del hostal.

MANDALAY

Volvimos a Mandalay y alquilamos una moto para visitar los alrededores.

Visitamos el templo de las serpientes en Paleik, donde las sacan y las bañan en unas bañeras gigantes mientras les echan dinero y se hacen fotos con ellos. De ahi pusimos rumbo a Inwa, mucha gente nos dijo que había que cruzar en barco pero nosotros encontramos la manera de llegar sin necesidad de cruzar con el ferry. Al llegar a Inwa había que pagar para ver los templos y la verdad…no nos apetecía mucho, ya habíamos visto bastantes así que nos paseamos un poco por la zona, llevando a los turistas en coches de caballos.

Terminada la visita a Inwa pusimos rumbo Sagang, subimos a lo alto de la colina donde visitamos un par de templos desde los que se podía ver toda la ciudad. Salimos de Sagang camino Amarapura, nuestra última parada, para ver el puente de U Being, el puente de teca más largo del mundo con 1200 metros.

img_0114
Puente U Being
img_0168
Hojas de mascar de paan

Nuestros dos últimos día en Birmania nos lo tomamos de descanso y lo único que hicimos fue subimos a ver la Mandalay Hill a casi 250 metros de altura. Hay que subir descalzo y se tarda aproximadamente unos 40 min, son todo escaleras en las que vas parando en los diferentes niveles. Hay muchos feligreses y paisanos vendiendo cosas por lo que es entretenido. Al llegar arriba puedes disfrutar de las vistas de toda la ciudad, es curioso ver la cantidad de vegetación que tiene ya que desde abajo apenas se aprecia.

Nos despedimos de Myanmar y tomamos un vuelo a nuestro último destino del viaje antes de volver a casa, BANGKOK.

Anuncios